Técnico de Sonido

Técnico de Sonido

Versión para imprimir
Carlos Parallé
Ficha
Edad: 
26 años
Título Académico: 
Técnico de Sonido
Estudió en: 
SAE Institute en Madrid
Sector: 
Musical
Empleados: 
Trabajo como freelance
Actividad Principal: 
Técnico de Sonido en Conciertos
¿Cómo elegiste tus estudios?: 

Decidí estudiar Técnico de Sonido porque llevaba muchos años trabajando en ello y quería que me enseñaran todo lo que había ido aprendiendo con la práctica. Yo había investigado por mi cuenta, pero quería que me lo explicaran bien o que me corrigieran fallos que había tenido.

¿En qué consiste tu trabajo actual?: 
Como trabajo de Técnico de Sonido en directo, lo primero es desplazarme al lugar donde se va a dar el concierto. El grupo se va a comer y mientras pruebo el equipo. Pongo un disco a ver cómo suena, si suena mal miro a ver qué es lo que pasa y lo soluciono. Miro si a hay suficiente espacio y material. Coloco los micrófonos y veo que todos suenen. El grupo ensaya un par de canciones y veo que esté todo correcto. Luego durante el concierto, siempre hay que hacer cosas: subir la voz del cantante, subir el volumen de la guitarra porque se ha emocionado, cambiar algún sonido, porque la sala no suena igual cuando está llena que cuando está vacía, también depende de la temperatura. Por eso durante el concierto tienes que estar atento a todos esos factores.
¿Qué experiencia previa tenías al conseguir tu puesto actual?: 

Yo tocaba en un grupo y cuando lo dejé quería seguir en los escenarios y yendo a gratis a los conciertos. Tenía un amigo que se trabajaba en una empresa, y es el que me engañó. Empecé a ir con él a montar y desmontar los escenarios, teniendo en cuenta, que eso significa cargar y descargar. Después pasé a enchufar los instrumentos, que ya sabía por el grupo que tenía, luego aprendí con los micrófonos. Tenía curiosidad y decía ¡hombre, y si aprendo a hacer esto otro! Y luego, pues una mesa de sonido por aquí, otra por allí. Y poco a poco fui aprendiendo.

Si el grupo son cinco músicos, yo soy el sexto. Si ellos tocan muy bien, pero yo fallo, ellos no suenan. Eres uno más del grupo.
¿Cómo conseguiste tu empleo actual?: 
Para trabajar por tu cuenta como Técnico de Sonido es importante adquirir experiencia y luego que los grupos de música te conozcan. Así conseguí abrirme un hueco en esta profesión.
¿Cuáles son tus objetivos de futuro para tu carrera?: 
Como siempre van saliendo cosas nuevas, seguir formándome para adaptarme a las nuevas tecnologías y no quedarme anticuado. También trabajar con grupos que me gusten, incluso poder elegir yo los grupos con los que trabajo. Además me gustaría consagrarme como Técnico de Estudio, que es quien mezcla la música en el estudio, y en un futuro como Productor, lanzando mis propios proyectos. Y que poco a poco los grupos confíen mí. Ya han confiado en mí algunos grupos grandes como Deshechos o Alta Frecuencia para los que he hecho un par de producciones para controlar el sonido o los arreglos musicales. Mi siguiente paso es meterme en el mundo de la producción.
¿Cuál es el rango típico de salarios anuales bruto para el tipo de trabajo que haces ahora?: 

Hay que distinguir entre los técnicos que trabajan en una empresa y los que trabajan por su cuenta. Si trabajas para una empresa en muchos casos no hay límite de horas, pero cobras un sueldo fijo que ronda los 1.300 ó 1.500€ y que varía según la responsabilidad. También están los que, como yo, trabajan por actuación y cobran según las actuaciones. Por cada actuación puedes cobrar 300 ó 500€ dependiendo del grupo.

¿Qué tipo de persona tiene mayor éxito en este trabajo?: 
Los que tienen sangre y no horchata en las venas. Las personas activas, que son espabiladas. En la escuela está bien que te enseñan toda la teoría, pero un Técnico de sonido tiene que ser ya, tiene que estar sonando hace diez minutos, o te puedes quedar parado mirando. Si falla una cosa, solucionarla ya, ser espabilado. Hay gente que es muy buena, que se saben toda la teoría pero si hay algún problema y no lo soluciona rápido, los músicos se ponen nerviosos y se desesperan y no volverá a trabajar con ellos.

 

Por otro lado, escuchar mucha música y de todo tipo. Si sólo escuchas ciertos grupos, sólo vas a grabar con grupos que suenen igual, porque sólo sabes cómo suena ese tipo de música. Pero si escuchas desde flamenco hasta jazz, blues, rock o heavie, puedes abarcar todos esos estilos a la hora de trabajar. Si viene un grupo que suena a AC/DC y no los has oído nunca, ya puedes ser muy bueno, que no sonará como tiene que sonar.

¿Qué es lo que te motiva o te gusta más de tu trabajo?: 

Ver que los conciertos salen bien. Que el público y los músicos salen contentos. Si el grupo son cinco músicos yo soy el sexto. Si ellos tocan muy bien, pero yo fallo, ellos no suenan. Eres uno más, formas parte del grupo, lo único que no sales en la foto.

¿Y lo que menos?: 

Los horarios, que son muy duros. Se trabaja fines de semana y por las noches, que es cuando son los conciertos. Pero se ve recompensado por otro lado, con la gente que conoces por ejemplo. Pero es un trabajo duro.

¿Qué ideas erróneas tiene la gente sobre este trabajo?: 

Que es muy fácil. Hacer sonar un micrófono no es difícil, pero que durante el concierto este todo en su sitio y suene bien no es tan fácil. Lo difícil es hacerlo realmente bien.

Si pudieras volver sobre tus pasos, ¿qué cambiarías respecto a tu formación o la gestión de tu carrera?: 

No cambiaría nada, estoy contento de haberme decidido a sacarme el título, pero la teoría sin la práctica no vale de nada. Por eso tener experiencia previa es fundamental, porque ya sabes por dónde van los tiros.

¿Qué consejos darías para conseguir un trabajo como el tuyo?: 
Que se pase por un concierto, pero no a la hora de la actuación, sino antes y después. Así verá cómo funciona todo y que son muchas horas. El  Técnico de sonido es el primero que llega y el último que se va. No sólo estás durante el concierto moviendo un poco la mesa de sonido, sino que todo el proceso de preparación lleva muchas horas.
día típico
HoraActividad

Para un técnico de sonido los viernes son los días en los que suele comenzar el trabajo. “Suelo salir de gira con algún grupo, que durará todo el fin de semana”, nos comenta Carlos.

7.00Me levanto y me preparo para salir de viaje. Puede que nos toque hacer 500 Km. Para llegar a la ciudad donde se da el concierto. Viajamos en un microbús todo el grupo y yo, en el que llevamos todo el equipo, los instrumentos y demás.
13:00Llegamos a la sala donde nos toca actuar. El grupo se va a comer y me yo me quedo preparándolo todo: que suenen todos los micros, que se escuche bien, ajusto el equipo de sonido, hago distintas pruebas con discos.
17:00Es el momento de probar con el grupo. Tocan un par de canciones y veo que esté todo correcto, que los graves y agudos suenan como deben y que no hay ningún fallo.
18:00Apunto todo en un papel, porque si van a tocar más grupos puede que te muevan la mesa y te lo descolocan. Así, cuando vuelvo para dar el concierto, puedo  ponerlo todo en su sitio según mis apuntes.
19:00Si estoy fuera de casa, me voy al hotel a descansar un poco, a cenar o dar un paseo. Y me preparo para ir a la sala del concierto.
21:00Voy a la sala con el grupo. Depende de la hora a la que empiece el concierto, pero normalmente son a las 22:00.
22:00Llega la hora de la verdad. Empieza el concierto y todo tiene que sonar perfecto. Durante el concierto tengo que estar pendiente de cómo suena cada instrumento, de si el guitarrista hace un solo hay que ponerle más volumen. En fin, estar “al loro” para que nada falle.

El concierto acaba, pero no mi trabajo. Hay que recogerlo todo, porque al día siguiente hay que volver a tocar. Si es en la misma ciudad, podré descansar algo más. Si no de nuevo a madrugar, viaje hasta el destino y vuelta a empezar.

¿Te gusta? ¡Comparte!

Añadir comentario

Inicia sesión o regístrate para enviar comentarios