La importancia de establecer metas

Chico saltando-web.jpg
Paula YAQ
15/07/2013 - 11:41

El primer paso para alcanzar tus metas es ¡tener metas! Identifica qué es importante para ti y establece un proyecto para conseguir lo que quieres. Idear un proyecto profesional al detalle te ayudará a conseguir lo que te propones.

Debes desarrollar una idea bien definida de lo que quieres. Para conseguir tus objetivos profesionales o personales, te ayudará ponerlos por escrito. Sé lo más concreto posible y establece acciones diarias, semanales, mensuales... Por ejemplo, si te gustaría trabajar en el departamento de Marketing de una empresa de moda, piensa en el recorrido que tienes que hacer para convertir tu sueño en realidad. Valora qué esfuerzo estás dispuesto a hacer, sé consciente de tus posibilidades y convéncete de que estás dispuesto a luchar para conseguir lo que quieres.

PREGUNTAS CLAVES
Para conseguir tus metas te ayudará describir con claridad:
Los pasos que vas a seguir. Si planificas los pequeños pasos que te acercan a tu objetivo te resultará más fácil conseguirlo. Una larga caminata empieza por un solo paso.
La razón por la que quieres hacerlo. Ten presente en cada momento el porqué quieres conseguir la meta. Te motivará y te ayudará a sacarle el máximo provecho a cada oportunidad y acercarte a tus objetivos.
El cuándo y cómo. Describe con todo lujo de detalles cuándo lo vas a hacer y cómo. Así te aseguras que vas acercándote a tu objetivo y, en el caso de que te desvíes, a hacer las rectificaciones necesarias para conseguirlo.

CÓMO VER EL VASO MEDIO LLENO
Todos en algún momento nos hemos podido sentir cansados y sin fuerzas para luchar por un objetivo. Si esto te sucede, necesitas un plan urgente para salir de las garras de la desmotivación. Te damos estas técnicas:

  • Piensa en los logros que ya has conseguido. Seguro que hay muchas cosas que te has propuesto con éxito. Tenlas en mente para cuando creas que no puedes.
  • Analiza si tu meta es clara y realista. Debe ser una meta que con esfuerzo y perseverancia puedas conseguir. Si está muy lejos de tu alcance o es demasiado fácil, te desmotivará.
  • Trabaja por pequeños objetivos. Si divides la meta en pequeños trayectos o etapas, te resultará más fácil y te animará ir viendo tus logros diarios.
  • Comienza el día con una gran sonrisa. Algo tan sencillo como reír, te ayudará a sentirte mejor. La risa libera endorfinas que actúan como analgésicos y da energía.
  • Piensa: ¡hoy va a ser un gran día! Comienza la mañana con una mentalidad ganadora y piensa: “hoy voy a conseguir lo que me proponga”. La certeza y la esperanza de que podemos conseguir lo que deseamos nos acerca al triunfo. Como Churchill decía: “Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad y un pesimista ve una calamidad en cada oportunidad”.

¿Te gusta nuestro contenido?

Apúntate GRATIS y te avisaremos cuando publicamos cosas nuevas

¿Te gusta? ¡Comparte!