¿A quién le conviene hacer la Fase Específica?

Nuestra recomendación es muy sencilla. Si la titulación que quieres estudiar no tiene límite de plazas en la universidad donde quieres estudiar, entonces no hace falta que hagas la Fase Específica. Sólo necesitas aprobar la Fase General para entrar en esta titulación, pues en la nueva Selectividad se aprueba únicamente en función de tu nota en la Fase General. La Fase Específica no afecta a si apruebas o no, sólo sirve para subir tu nota, pero una vez que ya estés aprobado.

En cambio, si donde quieres estudiar hay plazas limitadas para la titulación que más te interesa, deberías sin duda hacer la Fase Específica, incluso si tienes muy buenas notas. ¿Por qué? Supongamos que tienes un 9 en bachillerato, y la titulación que quieres estudiar tuvo el año pasado una nota de corte de 7. ¿Entrar está chupado, no? Pues si no haces la Fase Específica, no. Ten en cuenta que es probable que la mayoría de la gente que quiere estudiar lo mismo que tú va a hacer la Fase Específica. Imagina a alguien que tiene un 6,5 en bachillerato, y que saca un 6,5 en la Fase General, y luego hace la Fase Específica y saca 6,5 y 6,5 en dos materias prioritarias. Pues, su nota de acceso sería 9,1. ¡Entraría antes que tú, él con su 6,5 y tú con tu 9 en Bachillerato! El cálculo es así:

Nota Bachillerato: 6,5

Nota Fase General: 6,5

Nota de acceso antes de Fase Específica: (0,6*6,5) + (0,4*6,5) = 6,5

Fase Específica:

Materia 1 (Clasificada como prioritaria): 6,5

Materia 2 (Clasificada como prioritaria): 6,5

Puntos adicionales: (6,5 * 0,2) + (6,5 *0,2) = 2,6

Nota de Acceso Final: 6,5 + 2,6 = 9,1

 

¡REPETIMOS! Si la titulación que te interesa tiene las plazas limitadas, deberías hacer la Fase Específica. De lo contrario, por muy buenas notas que tengas, te arriesgas a quedarte fuera.

 

¿Cómo saber a qué asignaturas presentarse para subir nota?

Como cada universidad podrá señalar las asignaturas concretas a las que considera prioritarias para determinado título, si ya sabes qué titulación quieres estudiar y en qué universidad, lo mejor es que lo consultes directamente en la universidad que te interesa.

Ten en cuenta que cada uno de los exámenes voluntarios (Fase Específica) supondrá sumar en principio hasta dos puntos si la universidad ha señalado esa asignatura como una de las prioritarias. Por eso es muy importante saber qué asignaturas escoges para examinarte.

Para ello, te recomendamos consultar las tablas de ponderación de las diferentes universidades que está valorando.