Todos los grados y másteres oficiales de España

Los 5 errores más frecuentes por los que se suspende Selectividad y cómo tú puedes evitarlos

Errores frecuentes en Selectividad
Paula YAQ
08/06/2022 - 17:22

¿Te toca hacer Selectividad? Poco importa dominar la materia si al final se cometen toda una serie de errores que no dejan mostrar lo que se sabe. Para que a ti no te pase, aquí recogemos las principales razones por las que los estudiantes suspenden Selectividad y cómo tú puedes evitarlos. ¡Toma nota!

1. Llegar agotados al examen. Apurar hasta el último minuto para estudiar, o pasarte el día y la noche estudiando no suele dar buen resultado. Algunos estudiantes viven en un estado de nervios constante que les lleva a dormir y a comer mal. En muchos casos se atiborran con bebidas excitantes que sólo empeoran su estado a la hora de afrontar la prueba. Lo peor es darse palizas estudiando o tratar de adquirir nuevos conocimientos. Estos días son para hacer repasos muy generales. Para reducir el estrés, hay que dormir al menos 8 horas, cuidar la alimentación, así como realizar actividades que te permitan desconectar. Cosas tan sencillas como hacer deporte, ver una peli o tomar algo con tus amigos pueden reducir mucho el nerviosismo. Por tanto, estos días dedica tiempo simplemente a relajarte. No pienses que se trata de una pérdida de tiempo. Estar descansado y relajado te permitirá afrontar con más fuerzas y una actitud positiva los numerosos exámenes que tienes que superar en sólo unos días.

2. Malinterpretar las instrucciones. Son muchos los estudiantes que sabiendo la respuesta suspenden porque con los nervios entendieron mal la pregunta. Por eso, antes de lanzarte a escribir, asegúrate de que has entendido perfectamente lo que te preguntan. Si te piden una definición, no respondas con una explicación.

3. Planificar mal el tiempo. Dedican demasiado tiempo a una pregunta y cuando se dan cuenta ya no les queda tiempo para responder de forma adecuada a las demás. Para que a ti no te pase, durante el examen dedica un tiempo proporcional a la pregunta según su valor. No merece la pena dedicar más tiempo a una pregunta de 1 punto que a una de 2. Algo que también se recomienda es al principio del examen distribuir el tiempo que puedes dedicar a cada apartado y dejar siempre unos 5 ó 10 minutos para repasar antes de entregar el examen. 

4. Expresarse de manera desordenada y con faltas de ortografía. Si un estudiante no sabe expresarse con claridad y corrección, seguramente no tiene el nivel para entrar en la universidad. Por esta razón, la mayoría de los examinadores suspenden a un estudiante que aún pudiendo saber, se expresa tan mal que plantea serias dudas. Para que este no sea tu caso, durante la Selectividad y en cualquier examen, antes de empezar a escribir, piensa en la estructura de tus respuestas. Si te ayudas de un esquema evitarás los tachones, algo que denota falta de confianza en tus conocimientos y que no le quieres manifestar al examinador. Si dudas de cómo se escribe una palabra, busca un sinónimo o utiliza una frase explicativa.

5. Cambiar de opción a mitad del examen, lo que supone perder un valioso tiempo. Si cambias a la mitad del examen, habrás perdido tanto tiempo que seguramente no te va a compensar. Mejor dedicar unos minutos al principio de la prueba a decidir en qué opción tienes mejores posibilidades de obtener una puntuación más alta. Y recuerda que no se pueden mezclar preguntas de diferentes opciones.

¡Buena suerte!

No te quedes fuera...

¡Únete a 75.000+ estudiantes como tú! Recibe nuestros reportajes, guías y más, directamente en su buzón y consigue GRATIS nuestra Guía de Universidades (36 páginas).

SÍ, QUIERO APUNTARME

Inicia sesión o regístrate para enviar comentarios